ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 El verdadero rostro de San Martín

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
bashar
Moderador
avatar

Mensajes : 2830
Fecha de inscripción : 23/06/2011
Localización : San miguel, buenos aires

MensajeTema: El verdadero rostro de San Martín   Sáb 2 Ene 2016 - 14:47

San Martin el Verdadero rostro

Para Interdefensa

Por Bashar




La efigie del general San Martín ha sido reproducida infinidad de veces, sus retratos personales, y los que representan en los campos de batalla a excepción de ciertas excepciones, son de mediocre  valor artístico.
Son muy pocos los retratos directos, tomados al natural. Siendo una persona austera por personalidad , San Martín sólo en contadas veces se dejó retratar. No se conoce ningún retrato de su persona antes de los 35 años de edad, cuando llegó al país en 1812.durante su permanencia en el Río de la Plata, tampoco se dejó retratar mucho. Una de sus primeras imágenes es A lo largo de sus 72 años de vida, San Martín sólo posó para ser retratado alrededor de cinco veces: acaso el número podría estirarse hasta siete, pero no más allá. Fuera de esta nómina, el más antiguo retrato conocido sería una miniatura a la témpera, sobre marfil, ejecutada entre 1812 y 1814, por un artista que firmó con las iniciales B. L. Viste uniforme y muestra un semblante “de carácter acentuadamente español, la boca levemente carnosa y apretada y la nariz aguileña, tomada de frente”.  La Imagen “política” de San Martín la reconocemos en el retrato de José Gil de Castro.
Al mencionado José Gil de Castro le pertenece el primer cuadro al que se le conoce su autor, lugar, origen y circunstancias del retrato, y fue hecho como diríamos hoy, como promoción y propaganda de la figura de San Martin. Gil de Castro lo copó al menos, siete veces, autorizadas o encargadas por el General. Una de ellas fue exhibida en la Declaración de independencia de Chile en 1818.


una rareza: San Martín :"Morocho"

Según los historiadores y en particular de José María del Carril, su iconografista mas interiorizado, es un retrato que no se parece mucho a la realidad de la fisonomía del general. Una de ellas es la pronunciada nariz, que Gil de Castro prácticamente copiaba en todos los próceres. Era su marca personal. San Martín O’Higgins y otros próceres Chilenos tienen la misma nariz. Gil los puso a todos de la misma manera: tres cuartos de perfil, mirando hacia la izquierda. José gil de Castro tenía ciertas limitaciones artísticas, siendo que se educó prácticamente solo –tampoco había otros retratistas- y la gente se había acostumbrado a su estilo, y lo permitían. Al mismo general no le debe haber molestado mucho y tiene un realce particular y en general, esta muy bien logrado. En todo caso, el General le tenía mucho afecto a esta su imagen “oficial”.

No se sabe si San Martín posó en el Perú, pero el cuadro de mariano carrillo es el único que lo muestra de cuerpo entero. Es un rostro típicamente hispánico de pelambre oscura y el color de piel bastante natural, siendo que san Martín según el General Espejo.  “Era de color moreno, tostado por las intemperies, nariz aguileña, grande y curva, ojos negros”



La imagen coincide con la descripción pero también tiene sutilezas y también hizo lo que todos los retratistas no incorporaron a sus cuadros: San Martín lucia una herida en el pomulo izquierdo, recuerdo del combate de San Lorenzo. Un olvido increíble.

Corría 1824 cuando San Martín, ya concluida su gloriosa etapa militar, residió en Bruselas. Allí posó para varios retratos. El primero, la escultura que el famoso medallista Jean-Henri Simon lo tomó, para la pieza batida por la Logia “La Parfaite Amitié”. Es su único retrato de perfil, tomado del natural y se lo debe considerar muy fiel, dada la calidad del escultor. Luce una nariz aguileña “escalerada” barbilla prominente y un corte de Pelo peinado hacia adelante “flotado” .

El segundo retrato de Bélgica, pintado hacia 1825, lo muestra de frente, en traje civil. Fue obra del pintor Jean-Joseph Navez, del taller de David. Un magnífico retrato “sin duda ligeramente hermoseado”, dice Del Carril, pero los rasgos “son perfectamente reconocibles e identificables con los demás retratos directos que le fueron tomando”. Aquí vemos un San Martin aburguesado, algo rollizo en carnes y algo mofletudo pues estaba ya en su cincuentena y en “Bon Point” como dicen los franceses a los hombres cincuentones retirados de la vida activa. Es una buena pintura, pero no aporta mucho al carácter y la fisonomía de l prócer.

Se conocen algunos retratos no canónicos del General : Uno de los pocos San Martín joven es el retrato de Rafael Cubillas, pintado con bigotes en 1921. Rafael del Villar realizó en 1923 una pintura en la que el prócer está de pie, con sable en mano izquierda, que es del acervo del Museo Histórico de Berlín. Lleva también bigotes una caritaturas hechas en su contra por los realistas, donde se lo ve con piernas y cola de tigre, y otra montando a  O. Higgins.


san Martín por Madou

El tercer retrato belga tuvo varias versiones. El general Guillermo Miller pidió a San Martín que se lo enviara, para ilustrar las memorias de su hermano José. Entonces, el Libertador posó ante el pintor y litógrafo Jean-Baptiste Madou. Éste lo representó de civil y con capa, en una pintura, de la que hizo luego una litografía. San Martín le hizo correcciones, pues según su misma crítica no era él  hasta que quedó más o menos satisfecho. Entonces, Madou puso al rostro un uniforme militar y entregó a San Martín, para que las enviara a Miller, la piedra litográfica y la prueba. Este es el San Martín más conocido, el “de la estampilla y de los billetes”.

En la carta adjunta para Miller (1828), el retratado comentaba: “los que lo han visto (al retrato) dicen que, aunque se parece bastante, me ha hecho más viejo, y a los ojos los encuentran defectuosos”; pero “es lo mejor que se ha podido encontrar para su ejecución; al fin, yo he cumplido con su encargo, asegurándole será el último retrato que haga en mi vida”.

En realidad, el último fue ejecutado en 1848, en París, posiblemente en el cumpleaños número 70 del general. No es una pintura sino una fotografía al daguerrotipo, es decir impresa sobre cobre y no sobre papel. En realidad, se tomó dos, uno de ellos con la mano dentro de la levita. Obviamente se trata de “los únicos retratos verdaderamente directos del general San Martín”.

El minucioso estudio de Del Carril enumera también los rostros ejecutados en vida del Libertador, aunque no posara para ellos. Son, cronológicamente, el grabado de Núñez de Ibarra; las tres figuras ecuestres, obra del famoso pintor francés Théodore Gericault; las referidas copias que Gil de Castro pintó de su original en cobre; la miniatura de Wheeler; el óleo atribuido a Gregorio Torres; el óleo pintado en el Perú por Mariano Carrillo; el realizado en Chile por Francis Drexel, más un par de miniaturas.

Es famosa aquella efigie donde el general aparece envuelto en la bandera. Fue obra de la profesora de pintura, cuyo nombre se ignora, de su hija Mercedes. Supone Del Carril que varias manos (muy probablemente la de Madou) intervinieron en este óleo. Mercedes sorprendió a su padre al entregárselo en 1829, al regreso del fallido viaje a Buenos Aires.

A pesar de la “fatiga visual” que nos produce su extraordinaria divulgación, se trata de una magnífica figura que representa fielmente el rostro del prócer. San Martín tenía tanta estima por este retrato, que lo conservó hasta la muerte en su dormitorio.





El verdadero rostro.


Ahora bien, dada las tecnologías actuales, de digitalización y forenses, se puede hacer una investigación sobre el rostro del Prócer en la época de la Gesta emancipatoria. Se han hecho estas de bolívar, de San Martín de Porres y hasta de Santa rosa de Lima. Teniendo la exepcional capacidad de remodelar a San Martín podemos tener una idea aproximada de su rostro, aunque lo que se expone aquí es mas de entusiastas, puede ayudarnos a tener una imagen mas realista del general. Cierto que hay que hacer mayores estudios y análisis.

Tomando como base el retrato de la Bandera, (que tiene mano de Madou) se puede hacer una caracterización fisonómica aunque no es 100 %fidedigna  del prócer, agregando algunos datos que quizá le sean interesantes al lector: Su estatura debió de ser no superior al metro con setenta centímetros, pues las medidas coinciden con la casaca del uniforme de gala del Protector del Perú. Su peso en ese período de su vida no debió ser mayor tampoco a los 74 a 76 kilos, siendo esta la biogenética tipo de un hispánico de comienzos del siglo XIX y acorde al tipo mediterráneo. Además sufría de enfermedades digestivas por lo que era naturalmente delgado.



fuentes:
http://www.lagaceta.com.ar/nota/589050/sociedad/rostro-libertador.html

https://www.facebook.com/327828137406972/photos/pb.327828137406972.-2207520000.1451749476./327887234067729/?type=3&theater

http://www.lagaceta.com.ar/nota/600105/la-gaceta-literaria/retratos-jose-san-martin.html

_________________
Un pájaro inocente,/herido de una flecha/guarnecida de acero/y de plumas ligeras,/decía en su lenguaje/con amargas querellas:
/Más crueles que fieras,/con nuestras propias alas,/que la Naturaleza/nos dio, sin otras armas/para propia defensa,/forjáis el instrumento/de la desdicha nuestra,/haciendo que inocentes/prestemos la materia./Pero no, no es extraño,/que así bárbaros sean/aquellos que en su ruina/trabajan, y no cesan./Los unos y otros fraguan/armas para la guerra,/y es dar contra sus vidas
plumas para las flechas.»
Samaniego, Félix Mª de
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
tam argento

avatar

Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/01/2016

MensajeTema: Re: El verdadero rostro de San Martín   Sáb 2 Ene 2016 - 18:07

Interesante Bashar, aunque más que la imagen del Libertador lo más interesante y destacable es su obra en la emancipación americana.

Los datos para la reconstrucción son razonables y validados por distintas fuentes historiograficas, pero no me parece que lo de "siendo esta la biogenética tipo de un hispánico de comienzos del siglo XIX y acorde al tipo mediterráneo" sea un parámetro a utilizar en este caso, ya que ese tipo de datos se utilizan para determinaciones bajo la ley de los grandes números (tales como talles o diseños antropométricos generales), pero son de escaso valor para casos particulares, ya que ningún hombre responde a las medidas de un promedio o media, como bien lo saben arquitectos (a pesar del Modulor), diseñadores industriales, modistas o médicos.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
El verdadero rostro de San Martín
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El verdadero rostro de San Martín
» Dinero de María y Martí el Joven, ceca Sicilia (M gótica)
» OVNI verdadero según científicos. :O
» ¿Cuál es el verdadero nombre de Culebra?
» EL ARQUEÓLOGO, de Martí Gironell

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Defensa Nacional y del Mundo :: - HISTORIA MILITAR ARGENTINA - :: Historia Militar-
Cambiar a: