ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 La Guerra de la Triple Alianza

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Facundo M
Moderador


Mensajes : 2474
Fecha de inscripción : 28/02/2012

MensajeTema: La Guerra de la Triple Alianza   Miér 21 Sep 2016 - 22:49

Con motivo de cumplirse mañana 150 años del asalto a la fortaleza de Curupaytí, les dejo este pequeño relato:

LA ÚLTIMA CENA...
Cuenta la historia que durante la Guerra contra el Paraguay, la víspera del malogrado Asalto a la Fortaleza de Curupaytí (22 de setiembre de 1866), cinco Coroneles del Ejército Argentino cenaban un raquítico sábalo. Sabían que muy probablemente al salir el sol morirían en combate. La posición paraguaya era prácticamente inexpugnable. Casi en silencio, aquel grupo de hombres degustaba la que tal vez sería su última cena.
- Mañana me van a matar- dijo el Coronel Fraga.
- Yo también voy a morir -agregó el Coronel Manuel Rosetti- Es tan cierto que ya he arreglado mis asuntos...
- Yo también he de morir - dijo el Coronel Alejandro Díaz.
- Quedaré allí de un metrallazo, ¡pum!, ¡pero caeré en mis cabales!- vociferó el Coronel Juan Bautista Charlone.
El quinto de aquellos Oficiales era el Coronel Luis María Campos...
- Éste -dijo Fraga, señalando a Campos- será herido, pero sobrevivirá para contar el cuento...
A las nueve de la mañana del 22 de setiembre de 1866, el ejército se movió sobre la formidable línea de Curupaytí. Se vieron pasar las columnas destinadas al asalto.
La brigada de Charlone formaba en la primera división al mando de Rivas. Esta y la cuarta, paralelas, cargaron bajo un fuego incesante de mosquetería y metralla.
- ¡Es necesario entrar! - gritaba Charlone y él mismo se puso a la tarea de entreabrir las ramas que impedían el asalto. En eso andaba cuando un metrallazo lo hirió en el pecho. El Sargento Etchar lo colocó sobre un caballo y lo sacó de aquel infierno, la metralla le había herido el pecho en muchas partes, atravesándolo hasta la espalda. Y así desgarrado tardó horas en morir. Hablaba pero no se le entendía. Alguien puso su oreja sobre aquellos labios trémulos, sobre las barbas ensangrentadas, y escuchó decir un tenue "Viva la Patria..."
Después, mucho después, la terrible agonía tuvo fin.
La Profecía del Banquete del Sábalo se hizo cierta. Vino la muerte y se llevó a Charlone, a Fraga, a Rosetti y a Díaz... y Luis María Campos sobrevivió a pesar de sus heridas, para contar la historia...
Hoy 21 de setiembre, se cumplen 150 años de aquella fatídica y última cena.

fuente: Granaderos Bicentenario

Slds

_________________
*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Facundo M
Moderador


Mensajes : 2474
Fecha de inscripción : 28/02/2012

MensajeTema: Re: La Guerra de la Triple Alianza   Jue 22 Sep 2016 - 0:04

Era Capitán del Ejército Argentino y se hallaba frente a las murallas de la Fortaleza paraguaya de "Curupaytí", durante la Guerra del Paraguay.
Su padre adoptivo era Domingo Faustino Sarmiento, el cual se hallaba en los Estados Unidos de Norteamérica en misión diplomática.
Según las ordenes dadas por el Comandante en Jefe de las Tropas de la Alianza, el inepto General Bartolomé Mitre, luego de un ineficaz cañoneo naval, se debía atacar frontalmente las inexpugnables murallas de la fortaleza guaraní.
Sabiendo que ese ataque sería suicida, la mañana antes del combate, le escribe a su madre una carta, que dice así:
"22 de septiembre de 1866.
Querida Madre:
La guerra es un juego de azar. La suerte puede sonreír o abandonar al que se expone al plomo enemigo. Lo que a uno lo sostiene es el pensamiento del mañana: la ambición de un destino brillante. Esta ambición y la santa misión de defender a mi patria, me da una fe inquebrantable en mí y en el camino que he tomado. ¿Qué es la fe? No puedo explicarlo, pero me basta con tenerla. Y si el presentimiento de que no caeré en combate es sólo una ilusión que me permite tener coraje y cumplir con mi deber, te pido madre que no sientas mi pérdida hasta el punto de dejarte vencer por el dolor. Morir por la patria es darle a nuestro nombre un brillo que nada borrará, y no hay mujer más digna que aquella que, con heroica resignación, envió a la batalla al hijo de sus entrañas. Las madres argentinas transmitirán a las generaciones venideras el legado de nuestro sacrificio. Pero dejemos aquí estas líneas, que esta carta empieza a parecer una carta póstuma.
Hoy es 22 de de septiembre de 1866. Son las diez de la mañana. Las balas de grueso calibre estallan sobre el batallón.
¡Adiós madre mía!"
Dominguito Sarmiento será herido en batalla, y morirá a las pocas horas de finalizada la misma.
Tenía 21 años.

fuente: Granaderos Bicentenario

Slds!

_________________
*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
La Guerra de la Triple Alianza
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» profundidades??
» La Guerra de la Triple Alianza
» BUSQUEDA DEL DOMINGO 30/11/2014 - CAMPO ABIERTO CON LOMADAS
» Hallazgos del sabado 15/11/14 - Campo de batalla de Ava'y
» Guerra y paz - León Tolstói

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Defensa Nacional y del Mundo :: - HISTORIA MILITAR ARGENTINA - :: Historia Militar-
Cambiar a: