ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Roberto Sniechowski - Historia de las coheteras Mamboretá y Yaguareté

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ariel
Administrador
avatar

Mensajes : 15927
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 35

MensajeTema: Roberto Sniechowski - Historia de las coheteras Mamboretá y Yaguareté    Mar 17 Ene 2017 - 12:33

Ariel Peral - exclusivo para Defensa Nacional y del Mundo
Roberto Sniechowski - Metalúrgica Silvero


El hombre detrás de las coheteras Mamboretá y Yaguareté.


Córdoba, 10/01/2017

Roberto Rafael Sniechowski nació en la ciudad de Apóstoles, Misiones, hace casi ochenta años.

En el año 1950 viaja solo a Buenos Aires para estudiar y graduarse en el  Colegio de Arte y Oficios León XIII, Salesianos de Buenos Aires, y con título reconocido y otorgado por la Universidad de Tucumán. Años mas tarde, ya en Oberá, completaría el curso de piloto, primero de aeronaves monomotor y luego de planeador, participando en no pocas competencias respondiendo al llamado del vuelo y la aventura.

Cuando Roberto Sniechowski vuelve a Misiones trabaja como maestro de una escuela industrial y paralelamente en una fábrica de maquinaria agrícola. Y al tiempo tiene la oportunidad de emprender su propia empresa. Torno paralelo Fraber de 0,75 mts entre puntas; propio de por medio, comienza a trabajar en  reparaciones y  construcción de piezas y repuestos, tanto de máquinas agrícolas como de automotores. Metalúrgica Relámpago, tal era el nombre de la empresa que fue creciendo y se embarcó en el desarrollo y producción de máquinas para la elaboración de Yerba Mate que se cosecha en la región,
como así también, arados, rastras de discos, rotobatores, desmalezadoras, trilladoras para soja, maíz y otros granos. Máquinas adaptadas para el suelo característico de la zona. La empresa coloco una buena cantidad en el mercado local, hasta que la apertura comercial con Brasil hizo el esfuerzo inviable.

Hacia fines del año 1978 las circunstancias económicas lo llevaron a cerrar su taller en Misiones y se dirige a Córdoba, donde se emplea en la Pyme de Claudio Dipascuantonio, quien estaba fabricando espoletas tipo Bofors para la Fuerza Aérea Argentina.

Para el año 1979 y hasta 1988 instalado en su propio taller (trasladado de Misiones a Córdoba) desarrolló y produjo para la Fuerza Aérea Argentina el sistema de aletas plegables que llevarían los cohetes Aspid de 57 mm, toberas a la cual se adosó un sistema que permite su auto rotación para favorecer su precisión y alcance. Para la portación y lanzamiento del cohete Aspid, se desarrolló y luego de su homologación, se fabricaron las coheteras “Mamboretá” de 6 tubos denominadas modelos A – B para diferenciar con o sin Intervalómetro. Dado su reducido tamaño y dimensiones como los cohetes que porta permiten un peso cargado de no más de 50 Kg.


Conjunto de tobera y aletas plegables del Aspid 57mm



Conjunto de tobera y aletas del  cohete Pampero 105mm




Es en el año 1982 cuando Fabricaciones Militares solicita el desarrollo de una cohetera que pudiese disparar el cohete Pampero de 105 mm para artillar aeronaves que participaban en la guerra de Malvinas. Esta sería luego la cohetera Yaguareté, que en el año 1988/1989 y de motu propio, Sniechowski propone al Ejército Argentino en su versión liviana, la Yaguareté III, de las cuales se adquieren cuatro en el año 1992 y que estuvieron en servicio hasta el 2014. Recién entre 2013 y 2014 se entregan otras seis coheteras Yaguareté III.




A decir verdad, no solo Sniechowski lleva las coheteras al Ejército Argentino por iniciativa propia, sino que toda la investigación y el desarrollo implicados en estos sistemas fueron realizados con recursos propios, sin solicitar apoyo financiero al Estado Argentino. El acuerdo verbal entre las partes comprometía al potencial cliente, que en caso de ser aceptado el producto, se obtendrían los derechos de fabricación.

El lector atento apuntará que, por veintiún años, el Ejercito sólo contó con cuatro coheteras de este tipo. Tal es su rendimiento y fiabilidad.





Esto se debe al concepto que se ha aplicado en el desarrollo de estos sistemas. Se pensaron y diseñaron para que puedan ser completamente desarmables para el intercambio de sus partes dañadas y facilitar un mantenimiento rápido y económico. Aunque en general este tipo de contenedor se descarta, nuestro país no sostiene hipótesis de conflictos bélicos. A raíz de esto se priorizó el enfoque de uso permanente para el entrenamiento sostenido de los pilotos.




Las coheteras Mamboretá y Yaguareté II fueron exportadas a la República de Bolivia para ser utilizadas en su fuerza aérea en el año 1985.

También a pedido de la Fuerza Aérea Argentina desarrolló un prototipo dispensador de bombas de práctica a partir de un contenedor Aero 4B, con capacidad para ocho bombas fumígenas de 3 lbs. Treinta de ellos fueron requeridos y éstos estuvieron listos para su entrega. En dicho momento la FAA cambió el requerimiento y solicitó que las bombas ahora también puedan ser liberadas en reguero.  


Se efectuó la modificacion pedida y fueron entregados los treinta contenedores. Pero para este momento el Plan Austral ya en marcha dejó a la operación dentro del “desagio” y la empresa se encontró con una nota de crédito favorable al Estado Nacional a cargo.

El primer prototipo de la Yaguereté llevaba siete tubos y estuvo exhibida en la planta de FM Fray Luis Beltrán.
La evolución de seis bocas y construída con tubos de acero inoxidable fue la Yaguareté II que elevaba su peso vacío a unos 130kg.

Los seis cohetes de 28 kg por unidad completaban un peso de 298 kg., prohibitivos para los helicópteros Agusta A-109 Hirundo del Ejercito Argentino. Unas veinte Yaguareté II se exportaron a Bolivia, como ya mencionamos. Yaguareté III es la última versión hasta la fecha, también con seis bocas. Su construcción en aluminio le premite un peso vacío de 52 Kg, elevandose a 220 kg cargada. A diferencia de la Mamboretá, todas ellas tienen intervalómetro, disparando en ráfaga un cohete cada 120 milisegundos.

En el desarrollo de las Yaguareté y Mamboretá se contemplaron medidas de seguridad tales como la carga posterior y chaveta de cortocircuito, que anula el sistema eléctrico de disparo, y se modificó a su vez el sistema de traba, seguro y encendido para el cohete. La cohetera Yaguareté posee dos conectores para unir a la aeronave lanzadora para poder ser utilizada por aquellas que ya poseen intervalómetro o, en su defecto, utilizar el intervalómetro de la cohetera.


Estos desarrollos y su investigación implícita no impidieron, sin embargo, que popularmente y hasta en revistas especializadas se adjudique aún hoy el diseño y construcción de las Mamboretá y Yaguareté a CITEFA. También por aquellos años, un grupo de miembros y ex-miembros de las FFAA se asociaron para, entre otras cosas, registrar “Yaguareté” como marca y tratar de lucrar con una empresa de armamento.
El tiempo los vio naufragar.

Pasaron los años y en el 2015 aparecen dos nuevos proyectos; construcción de elementos para el futuro cohete Pampero de 122mm y la cohetera Aguará. Estos últimos pudimos verlos en la exposición Defensa de la Industria de 2015 y se trata de una cohetera ligera de 70 mm y cuatro bocas que sería portada por los futuros Bell AB 206B Jet Ranger II que incorporará, en algun momento, el ejercito Argentino y surge en respuesta a un requerimiento de este último.




Los cohetes de 70mm que porta llevarían el kit de corrección de trayectoria, un sistema que corrige las desviaciones de rumbo utilizando un par de aletas móviles.


Ambos proyectos han quedado en el limbo a partir del cambio de autoridades, y sin novedad al respecto, aunque los trabajos han sido entregados en tiempo y forma.

Las visicitudes por las que navega históricamente, y hasta el momento, la política de defensa de nuestro país también puede verse reflejada en la historia de la hoy Metalúrgica Silvero.
Avances, amagues y muchos retrocesos van marcando un camino por demás sinuoso y herrante que, lejos de favorecerse la evolución de la industria local, pareciera estar mas interesada en castigarla, dejando cada vez más en claro que la única política de defensa, es más bien la falta de ella.

Otras empresas que se encuentran relacionadas, directa o indirectamente,  con Metalúrgica Silvero en los proyectos mencionados son Alesco S.A. (proveedor), Aluar (proveedor), Exa S.A. y Ferrus S.A., entre otras.

Ariel Peral, Defensa Nacional y del Mundo


Comentarios aquí
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Roberto Sniechowski - Historia de las coheteras Mamboretá y Yaguareté
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El mejor altavoz de la historia
» HISTORIA DE DOS TESOROS D3ESWCUBIERTOS CON EL DEEPERS
» Historia de Unicron y sus prototipos
» la historia de blitzwing/sky-jetfire
» LA HISTORIA OCULTA DE LA RAZA HUMANA.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Defensa Nacional y del Mundo :: - NOTICIAS - :: Las noticias del día (solo Defensa Nacional/Portal)-
Cambiar a: