ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Argentina -Japón. Un afecto indisoluble.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
INVITADO



Mensajes : 14687
Fecha de inscripción : 12/05/2010
Edad : 51

MensajeTema: Argentina -Japón. Un afecto indisoluble.   Mar 7 Jun 2011 - 20:20

Argentina-Japón
Un afecto indisoluble

Por Ricardo C. Raimondi


Foto: Histarmar

"El mar, inconmensurable pampa de agua que bautizó nuestros inicios y nos hizo hombres..." R.C.R.


9.905 millas náuticas nos separan del pueblo japonés y sin embargo cuán cercanos en afectos compartidos. Aunque...¿acaso sabemos por qué dichas emociones se fueron amalgamando hasta nuestros días? Preguntado el hombre común, ni hablemos ya del porteño adicto a la música ciudadana, respondería sin lugar a dudas: ¡el tango! No se equivocarían por cierto, ¿y si les dijera que además de elementos técnicos y expresivos como el ritmo, melodía, armonía, movimiento, intensidad, etc, "el gran culpable" de despertar esos sentimientos en una civilización tan diferente a la occidental, fue el mar?
Corría el año 1899, más precisamente el 18 de enero. Abandona las aguas del Río de la Plata nuestra gloriosa Fragata Presidente Sarmiento en su primer viaje de instrucción, a cargo del comandante Capitán de Fragata Onofre Betbeder. La orden de partida es firmada por el entonces presidente de la República Argentina General Julio A. Roca. En su periplo de veinte meses, toca los puertos japoneses de Kobe, Kure, Yedasia (asentamiento de la escuela naval japonesa) y Nagasaki.

A pesar de que en el año 1898 se había firmado en la ciudad de Washington el Protocolo de Amistad Argentino-Japonesa, ondea por primera vez en esas tierras la celeste y blanca, enarbolada en el buque escuela, ya que en esa época no acreditábamos representación diplomática en Japón.
A su regreso trae a Buenos Aires a uno de los primeros profesores de yudo en el país (si no el primero) y a dos hermanos adolescentes autorizados por su padre a estudiar en la Argentina. Uno de ellos, más tarde ahijado del Comandante, estudia en la Facultad de Derecho ya que debido a su ciudadanía japonesa no puede ingresar a la Escuela de la Armada Nacional. El Sr. Shina, tal el apellido de quien tratamos, con el tiempo crea fuertes lazos comerciales entre ambos países y forma familia afincada en estos lares.

En 1906, durante el 7mo. Viaje de la Fragata, su comandante el Capitán de Navío Adolfo M. Díaz, toca los puertos de Nagasaki, Kure y Yokohama. Como era de práctica, sumaba su tripulación la imprescindible banda de música dirigida por el maestro Luis Dubois. El pueblo japonés escucha, entonces, los primeros acordes de tango que posteriores misiones culturales y artísticas impregnan los oídos y corazón de ese milenario pueblo.
Ahora bien, existe un sentimiento de estimación que despierta el beneficio o favor recibido llamado gratitud.

Como consecuencia del conflicto armado durante los años 1903-1905 entre Rusia y Japón, el imperio del sol naciente solicitó al gobierno argentino que le cediera dos cruceros acorazados que Argentina había contratado y estaban preparados para recibir de manos del Astillero Ansaldo, Italia. Solucionado el conflicto con la república de Chile y dispuesta por convenio de partes la disminución del armamento naval, el gobierno argentino cedió los buques en su estado de construcción al imperio japonés.



Eran naves de línea de concepción avanzada, ligeras y bien armadas de la clase Giuseppe Garibaidi, que la flota japonesa necesitaba para incrementar su poderío naval en la guerra que se avecinaba contra el imperio ruso. No cuadra en estas líneas el relato pormenorizado de las acciones bélicas. Sólo lo imprescindible para demostrar una vez más que el mar fue escenario propicio para comprender el porqué de la gratitud y luego el afecto del pueblo, gobierno y marina nipona a raíz del gesto del gobierno argentino.



Estos dos buques cumplieron una tarea decisiva tanto en el bloqueo a Port Arft- hur como en la famosa batalla de Tsus- hima el 27 de mayo de 1905, catalogada como uno de los enfrentamientos navales más importantes de siglo XX y comparable a Trafalgar un siglo antes. Bajo pabellón argentino estos buques fueron bautizados como Bernardino Rivadavia (luego Kashuga con pabellón nipón) y el otro Mariano Moreno (luego Nisshin) desde donde en aquel entonces el Capitán de Navío M. Domeq García tuviera el privilegio de actuar como observador en la batalla de Tsushima. Es interesante destacar que también integró la tripulación del Nisshin en calidad de alférez el luego Almirante Isoroku Yamamoto (1884-1943), formidable estratega en los teatros de operaciones navales del Pacífico durante II Guerra Mundial.
En aquella batalla de Tsushima, este gran comandante naval perdió dos dedos de la mano izquierda. Como testimonio de gratitud a dicho gesto, se atesoran en el Museo Naval de Tigre, piezas invalorables tales como el piano que amoblaba la cámara de oficiales del Nisshin. También un óleo de los dos cruceros acorazados en acción y un cuadro del famoso Almirante Heihachiro Togo (1847-1934), comandante en jefe de la escuadra nipona.!


Agradecimientos: Capitán de Navio Horacio Molina Pico - Director del Museo Naval de Tigre y su personal Profesor Fopio Panaiotti - Museólogo de la Fragata Presidente Sarmiento

Fuente: Publicación náutica "El Mundo de los Barcos-Magazine" Mayo de 2005






Última edición por Marcelo R.Cimino el Vie 16 Dic 2011 - 10:11, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Argentina -Japón. Un afecto indisoluble.   Mar 7 Jun 2011 - 20:27

EXCELENTE LO TUYO MARCELO, QUE BUENA PARTE DE NUESTRA HISTORIA, LA QUE ACABAS DE APORTAR.

Un Abrazo
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Argentina -Japón. Un afecto indisoluble.   Mar 7 Jun 2011 - 20:28

Buenas noches:
Trajiste una información interesante Marcelo. Aunque había escuchado esta historia antes, nunca con tanto detalle.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
jas_39
Moderador
avatar

Mensajes : 1988
Fecha de inscripción : 11/08/2010
Edad : 42
Localización : Arroyo Seco - Santa Fe

MensajeTema: Re: Argentina -Japón. Un afecto indisoluble.   Mar 7 Jun 2011 - 23:20

Excelente aporte, Marcelo. Gracias por compartirlo. No conocía esta historia.
Saludos
Diego

_________________
“Tengamos ideales elevados y pensemos en alcanzar grandes cosas, porque como la vida rebaja siempre
y no se logra sino una parte de lo que se ansía, soñando muy alto alcanzaremos mucho más”.


Bernardo Alberto Houssay
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Argentina -Japón. Un afecto indisoluble.   

Volver arriba Ir abajo
 
Argentina -Japón. Un afecto indisoluble.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Argentina -Japón. Un afecto indisoluble.
» Argentina, 1 peso (Patacón), 1882.
» Julian Beever en Argentina
» Confederacion Argentina, 1 Centavo, 1854.
» Argentina 1891

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Defensa Nacional y del Mundo :: - HISTORIA MILITAR ARGENTINA - :: Historia Militar-
Cambiar a: