ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
bashar
Moderador
avatar

Mensajes : 2627
Fecha de inscripción : 23/06/2011
Localización : San miguel, buenos aires

MensajeTema: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Lun 22 Abr 2013 - 10:53

por Bashar

La Historia de Benigno Benjamín Villanueva fue extraordinaria hasta para sus propios contemporáneos, viajeros incansables muchos de ellos. Cuando América, África y Asia eran aún mundos desconocidos y seductores para los europeos, Benigno Villanueva hizo el viaje a la inversa. Argentina era todavía un país en ciernes y muchos aún llamaban Patria al pedacito de tierra que los vió nacer. Buenos Aires, la Banda Oriental, Tucumán, Cuyo. Otros mas Avanzados, -San Martín por ejemplo-, llamaban al continente su Patria. Para Benigno, la patria podía ser el mundo, o mejor dicho, era sólo el polvo que llevaba debajo de los pies.

Al primero que le llamó la atención las increíbles aventuras de Villanueva fue a Pastor S. Obligado, que lo conocía, mas que nada por ese conocimiento de gentes que se tiene de pueblo chico, y las “Provincias” eran aun “pueblo chico”, así que el destino de uno u otro era conocido por todos.

Alberdi, tenía en esto, una ventaja, dado su calidad de exiliado permanente, tenía siempre datos de aquellos argentinos que circulaban por el ancho mundo, e indudablemente, Villanueva llamaba la atención. De él Escribió estos párrafos en su libro “Epistolario”:

“ El Portador mas curioso del apellido, Don Benigno Villanueva sirvió de héroe al relato del extrordinario escritor argentino D. Pastor S. Obligado titulado “Soldado Argentino, General en Rusia” aparecido en el celebrado volumen “Tradiciones Argentinas”. Don Benigno Había nacido en Buenos Aires en 1815.
Su honrado padre –dice Obligado- antiguo vecino de Mendoza, Don miguel de Villanueva, se había distinguido en la Conquista de Buenos Aires en 1807, enviado al efecto con el contingente de Cuyo. Casó don Miguel en Buenos Aires con Doña Rafaela Lozada y Reyes: Sirvió mas tarde en el Ejército Libertador de los Andes formando parte del Regimiento Granaderos a Caballo y regresó con el grado de Teniente Coronel.
El Hijo, Don Benigno, inició una vida aventurera en una jornada trágica.
Jugando al Billar cierta noche, en el antiguo Café de los Catalanes, con el hijo del jefe de la Policía, Atravesósele el otro irascible joven, tan exaltado como el protagonista. … sucedió que de uno a otro agravio, con tacos en la mano, acabaron a tacazos…
-Empuñe si es hombre, gritó Villanueva.
Y saliendo del Café, dejando mal parados espejos y reverberos, concertaron duelo a sable, con punta.
La cuestión había empezado por un habano… tiraron sus armas, y entre quitas, pases y paradas, a la primera a fondo vio caer sin vida hasta hace una hora antes compañero de escuela…
El castigo consistió en destinarle a las tropas. Buen soldado, recibió ascenso de cabo a sargento y alcanzó a Teniente de Escuadrón de escolta del gobierno. Pero no le impidió esto entrar en una conspiración militar contra Rosas, el temible mandatario escoltado. Descubierta la intentona, el escuadrón partió destinado al interior del País, donde no cesaban los embates de la guerra civil.

A poco andar, Villanueva abandonó las filas y se refugió en la Banda Oriental.

Del comportamiento de Don Benigno en las campañas queda el relato del General Paz en sus Memorias.
El Mayor Villanueva, joven de talento muy despejado, tenía razón. Es el mismo que ha figurado como General de Brigada de los ejércitos Rusos.”


Históricamente Villanueva con su regimiento fue destinado a la lucha civil e intervino en la Batalla de Chascomús (7 de noviembre de 1839). Pasó a Mendoza a las órdenes del general Ángel Pacheco combatiendo el 24 de septiembre de 1841 en la Batalla de Rodeo del Medio, tras la que le tocó en suerte perseguir las fuerzas unitarias entre las que marchaba su hermano.

Fue luego enviado a servir con Manuel Oribe en el sitio de Montevideo, bajo el directo mando del general Pacheco, incorporándose al campamento de "El Cerrito".

Durante sus campañas en el ejército federal sus superiores (Granada, Flores, Pacheco, Oribe) lo recomiendan en sus partes como un oficial distinguido.





Cuando tuvo oportunidad se pasó a las filas del Partido Unitario en Montevideo. En la ciudad sitiada entabló amistad con Bartolomé y Emilio Mitre, Emilio Conesa, José María Morales y otros dirigentes de ese partido. Lucho en el combate de Caaguazú, donde las fuerzas de Paz aplastaron a las de Echagüe.

Más allá del Río de la Plata

Cuando Paz, emigró al Brasil, Villanueva lo siguió dando comienzo a un periplo ya extraordinario. Sigamos el texto de Alberdi:
“ Pero antes de seguirle a Rusia, debemos recordar que Don Benigno hizo escala en Méjico, previa matrícula en Brasil, que fueron allá a combatir la intervención europea. Mejor que intervenir contra Europa, le resultó entablar con el General Prim, figura pronto decisiva en la política española. Terminada la etapa Mejicana, pasó a California, donde amasó fortuna, y continuó hacia Europa”

En Mexico, Villanueva participa de varias batallas contra las fuerzas Estadounidenses que ocuparon el norte del País (luego de la anexión de Texas) y que desencadenaron la Perdida de California, Arizona, nuevo México y casi hace sucumbir todo México:

El derrocamiento del gobierno de Mariano Paredes hizo que retornara el General Santa Anna, llamado a su país, en vista de la guerra.
Incorporado al ejército mexicano, Villanueva marchó bajo el mando de Santa Anna al norte para enfrentar al general norteamericano Zachary Taylor en la Batalla de Cerro Gordo.

En la Batalla de la Angostura del 22 y 23 de febrero de 1847, pese a que el combate se inclinaba a su favor al caer la noche Santa Anna lo interrumpió y emprendió la retirada, lo que convirtió la acción en una eventual derrota aunque consiguió detener la ofensiva en ese frente.

Pocos días después, el 28 de febrero, combatió en la Batalla de Sacramento en la cual las fuerzas del coronel Alexander William Doniphan vencieron a las mexicanas que defendían Chihuahua.

Tras la apertura del segundo frente por parte de los norteamericanos, el 18 de abril de 1847 Villanueva combatió en la Batalla de Cerro Gordo donde el general Winfield Scott venció a Santa Ana y abrió el camino a la toma de Puebla, a 120 kilómetros de Ciudad de México.

La Caída de la ciudad terminó su aventura mexicana y Villanueva se dirigió a California, donde hizo una pequeña fortuna vendiendo alimentos y herramientas a los mineros que llegaban atraídos por la fiebre de Oro Californiano.

Esto podría aburguesar a cualquiera, en un país nuevo y ya rico, pero Villanueva no era de esos. Pronto se embarcó a Europa e inicia otra de sus extraordinarias aventuras. Alberdi –citando claro está a Obligado- nos da datos:

“ Se encontraba en España cuando estalló la guerra de Crimea, y Prim lo comisionó como observador a la contienda, con ello entró don Benigno al campamento de los aliados contra Rusia, -continúa Obligado-:


“Pronto el bello carácter de Prim, generoso, abierto, franco, catador de valientes, se aficionó a él, y pronto este fue bien acogido por su caballerosidad, su afable trato, su inteligencia y amables maneras, la pasmosa habilidad de hablar todos los idiomas, aunque ni el propio escribía correctamente, por sus exelentes prendas y atrayentes modales, por su galantería y buen porte, convirtíose en el mimado de su jefe”



Pero el instinto aventurero rompía siempre en Villanueva los hábitos regulares, y esta vez torcióle muy lejano a lo previsible: de simple observador que era, al contemplar a los rusos luchar solos contra los adversarios aliados, se pasó al bando débil, se hizo camarada del General Pouchkine, y andando el tiempo, le heredó el comando del regimiento y la esposa”


Aquí se rebela el Espíritu “Gaucho” que evoca años después José Hernandez, y que incorporaría esta acción, - la de elegir el bando débil- lo que Cruz hace cuando ve a Fierro rodeado y sin salida. Villanueva da aquí un héroe real que hizo admirar a propios y extraños.

Según el historiador Estanislao Garay:

“Allí encuentra al poeta argentino Ventura de la Vega, (En España) quien lo presenta al general Prim (célebre político y militar español asesinado en Madrid en 1870), jefe del partido progresista. Este lo incorpora como agregado en una misión militar de observación en la guerra de Crimea que sostiene Rusia con el imperio Otomano. El estallido en 1854 de la guerra ruso-turca lo encuentra a Villanueva peleando en favor de los otomanos, ya que el general Prim se había plegado a esas filas. Villanueva integró entonces el ejército turco.

"En Crimea ya estaban combatiendo contra Rusia, ejércitos de Francia, Turquía e Inglaterra y hasta una división piamontesa. Pero no habían entrado en acción los expedicionarios cuando Villanueva, considerando que el enfrentamiento era desigual al batirse varias naciones contra una, toma partido, con la resignada anuencia de Prim, por el bando más débil, o sea el de los rusos".

Trueca entonces el argentino su vacilante fez rojo por el gorro de piel cosaco para iniciar su más brillante etapa militar, y como teniente coronel del ejército zarista -al frente de la caballería- lucha contra las hordas otomanas.
Alberdi aquí deja ya por hecho el cambio total de Villanueva:

“ Terminada la guerra, ya no se llamaba Villanueva, sinó General Villanocoff”

El ascenso de Villanueva a general del Imperio Ruso es interesante:

“Quienes lo recibieron con gusto y sorpresa por su habilidad para hablar idiomas, especialmente el inglés, y principalmente por su habilidad como jinete".
Es incorporado al primer Regimiento de la División 31 de Caballería del Imperio de Rusia al mando del coronel Ponnekin. Destinado a operaciones de guerrilla en la vanguardia, enseñó a a bolear y a enlazar los caballos de los enemigos a sus soldados, y a utilizar tácticas propias de las montoneras criollas. Unos cuantos días antes de la toma de Malakoff se presentó a la tienda del general trayendo toda una ronda prisionera de las avanzadas francesas.

Ascendió rápidamente en el escalafón tanto por sus méritos como por las bajas entre sus superiores hasta convertirse en segundo del coronel Ponnekine, y cuando éste murió al frente de su regimiento Benigno Villanueva le sucedió en el cargo, desempeñando su mando con eficacia hasta la finalización de la guerra a comienzos de 1856.

La muerte de superior, le trajo también como añadidura, el matrimonio con su viuda, una bella noble rusa por lo que Villanueva terminó siendo un boyardo de la Corte Zarista. Idolo de sus tropas, héroe Nacional y ya parte de la nobleza rusa, Villanueva –ahora Villaconoff- no podía concluir su historia, y llegó mas lejos aún, Alberdi da los últimos datos:

“ En un viaje que hizo Obligado a Rusia, recogió el autor de las Tradiciones la última noticia sabida de don Benigno: Se había marchado al Afganistán”


De esta última etapa, los historiadores que se ocuparon de él han sacado a luz esto:

En 1857 con el grado de general se casó con la viuda de Ponekkine, siendo su padrino Luis Fernández de Córdoba y Ponce de León, duque de Medinaceli, embajador de España ante la corte del Zar. En ese acto cambió su apellido a Villanokoff.

Participó de varias campañas siendo condecorado por el Zar Alejandro II de Rusia. La última referencia conocida indica que participó de la campaña contra el Kanato de Jiva desarrollada entre 1872 y 1873, en Asia Central, donde se cree perdió la vida en combate. Sus biógrafos, coinciden que con el grado de teniente general murió en 1872. Pese a ello, dice Obligado que:
"hasta 1875 el Almanaque de Gotha inscribía su nombre en el escalafón del ejército moscovita".

En la época de la revolución rusa de 1917 vivían todavía en Moscú descendientes directos de Villanueva, época en donde todo registro histórico y familiar desapareció en el fragor de la Revolución de Octubre.








Fuentes
Obligado, Pastor : Tradiciones argentinas, 1943, Editorial losada.
Alberdi, Juan B. Epistolario , 1855-1881, Obras completas. Biblioteca del Congreso.
http://es.wikipedia.org/wiki/Benigno_Benjam%C3%ADn_Villanueva
http://www.raulbretal.com.ar/benjavilla.htm

_________________
Un pájaro inocente,/herido de una flecha/guarnecida de acero/y de plumas ligeras,/decía en su lenguaje/con amargas querellas:
/Más crueles que fieras,/con nuestras propias alas,/que la Naturaleza/nos dio, sin otras armas/para propia defensa,/forjáis el instrumento/de la desdicha nuestra,/haciendo que inocentes/prestemos la materia./Pero no, no es extraño,/que así bárbaros sean/aquellos que en su ruina/trabajan, y no cesan./Los unos y otros fraguan/armas para la guerra,/y es dar contra sus vidas
plumas para las flechas.»
Samaniego, Félix Mª de
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Lun 22 Abr 2013 - 13:21

Un lujo como siempre, Bashar, se está haciendo una mala costumbre.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Quequén Grande
Administrador
avatar

Mensajes : 2447
Fecha de inscripción : 18/05/2010
Edad : 53
Localización : Barcelona, España

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Lun 22 Abr 2013 - 14:49


Bashar muy buen trabajo, uno historia que no la conocía.

Un placer leerlo

Abrazos Ricardo.

_________________
No hay prédica mas eficaz de amor a la patria, que la historia bien estudiada.
José Manuel Estrada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mario venditto

avatar

Mensajes : 1170
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 72
Localización : California, USA

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Lun 22 Abr 2013 - 15:26



Muy buena la historia de este compatriota...nunca habia leido nada referente a el...gracias Bashar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mariovenditto@hotmail.com
bashar
Moderador
avatar

Mensajes : 2627
Fecha de inscripción : 23/06/2011
Localización : San miguel, buenos aires

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Lun 22 Abr 2013 - 16:07

Yo lo conocí muy referencialemtente cuando leía una nota en "Todo es Historia", sobre los viajes de Sarmiento... no encontre información de él hasta que un diá leyendo el Epistolario, encontré información... les recomiendo leer "Tradiciones Argentinas" de Pastor Obligado, porque trata sobre la vida de personajes pintorescos, entre ellos claro está el de Benigno Villanueva, pero tiene muchos mas... por dar un par de casos, sobre la hija de Brown, que se suicido cuando su prometido murió en los combates navales contra los brasileños o la vida de Estomba, el último militar -según Obligado- con sentido moral, que se volvió loco y se creía Demóstenes... y varios mas... de Villanocoff, bueno, se merece una película el hombre,
increíble que en aquella época nacieran tantos titanes...

saludos y gracias por leer estos textos miseros!!

_________________
Un pájaro inocente,/herido de una flecha/guarnecida de acero/y de plumas ligeras,/decía en su lenguaje/con amargas querellas:
/Más crueles que fieras,/con nuestras propias alas,/que la Naturaleza/nos dio, sin otras armas/para propia defensa,/forjáis el instrumento/de la desdicha nuestra,/haciendo que inocentes/prestemos la materia./Pero no, no es extraño,/que así bárbaros sean/aquellos que en su ruina/trabajan, y no cesan./Los unos y otros fraguan/armas para la guerra,/y es dar contra sus vidas
plumas para las flechas.»
Samaniego, Félix Mª de
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Quequén Grande
Administrador
avatar

Mensajes : 2447
Fecha de inscripción : 18/05/2010
Edad : 53
Localización : Barcelona, España

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Lun 22 Abr 2013 - 18:37

bashar escribió:
por dar un par de casos, sobre la hija de Brown, que se suicido cuando su prometido murió en los combates navales contra los brasileños


Angel Carranza en el último tomo de sus libros Campañas Navales, hace un interesante relato sobre el suicidio de la hija de Brown, Elisa, el 27 de diciembre de 1827, el mismo día que debió realizar el casamiento con su prometido Francisco Drummond, comandante del “Independencia” que falleció, por la herida de una bala, en los brazos del Almirante en abril de ese mismo año.

Saludos Ricardo.

_________________
No hay prédica mas eficaz de amor a la patria, que la historia bien estudiada.
José Manuel Estrada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
bashar
Moderador
avatar

Mensajes : 2627
Fecha de inscripción : 23/06/2011
Localización : San miguel, buenos aires

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Lun 22 Abr 2013 - 22:18

Quequén Grande escribió:
bashar escribió:
por dar un par de casos, sobre la hija de Brown, que se suicido cuando su prometido murió en los combates navales contra los brasileños


Angel Carranza en el último tomo de sus libros Campañas Navales, hace un interesante relato sobre el suicidio de la hija de Brown, Elisa, el 27 de diciembre de 1827, el mismo día que debió realizar el casamiento con su prometido Francisco Drummond, comandante del “Independencia” que falleció, por la herida de una bala, en los brazos del Almirante en abril de ese mismo año.

Saludos Ricardo.

Pastor S (Servando) Obligado (hijo del Primer gobernador constitucional de la Provincia de Buenos Aires) fue uno de los que recuperó parte de las "Memorias" de muchos participantes de los años de la revolución y la independencia, dado que junto con Mitre y Vicente Fidel López, eran particularmente sensibles a la Historia... aunque Obligado sentía mas afinidad con lo que los romanos llamarían anticuarista, en donde se emmarcaría parte de sus obras.

con respecto a Elisa, Brown y Drummond, me gustaría que la explayara si pudiera amigo Ricardo, porque fue una de las primeras tragedias sentimentales que dieron que hablar, y hasta donde leí, el almirante jamás se recuperó de esas pérdidas.
cosas de nuestras tierras...
saludos!

_________________
Un pájaro inocente,/herido de una flecha/guarnecida de acero/y de plumas ligeras,/decía en su lenguaje/con amargas querellas:
/Más crueles que fieras,/con nuestras propias alas,/que la Naturaleza/nos dio, sin otras armas/para propia defensa,/forjáis el instrumento/de la desdicha nuestra,/haciendo que inocentes/prestemos la materia./Pero no, no es extraño,/que así bárbaros sean/aquellos que en su ruina/trabajan, y no cesan./Los unos y otros fraguan/armas para la guerra,/y es dar contra sus vidas
plumas para las flechas.»
Samaniego, Félix Mª de
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Quequén Grande
Administrador
avatar

Mensajes : 2447
Fecha de inscripción : 18/05/2010
Edad : 53
Localización : Barcelona, España

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Mar 23 Abr 2013 - 2:44


Bien veo si hago tiempo durante la semana y la subo.

Un abrazo Ricardo.

_________________
No hay prédica mas eficaz de amor a la patria, que la historia bien estudiada.
José Manuel Estrada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MITCHEL



Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 13/03/2011
Edad : 52
Localización : HURLINGHAM

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Mar 23 Abr 2013 - 8:08

Muy buena historia espemos otras!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
bashar
Moderador
avatar

Mensajes : 2627
Fecha de inscripción : 23/06/2011
Localización : San miguel, buenos aires

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Mar 9 Feb 2016 - 12:24

Nuevos Datos!


CIEN años atrás y cuatro más, los lectores de LA NACION se informaron de una insólita comunicación oficial. El ministro de Relaciones Exteriores, Dr. Carlos Tejedor, se había dirigido al plenipotenciario argentino en Francia, don Mariano Balcarce, adjuntándole una nota del Juez, Dr. Ángel E. Casares, "para que solicitase a los representantes del Gobierno en la Gran Bretaña o en Francia, países donde se encuentran acreditados ministros del Imperio Ruso, les comunicaran una resolución al ciudadano argentino, don Benigno Villanueva, que ocupa el alto cargo de mariscal del Ejercito Imperial". En el oficio se transcribía la declaratoria judicial, estableciendo que "los únicos y universales herederos de doña Rafaela Lozada de Villanueva son sus legítimos hijos don Pío y don Benigno Villanueva". El subsecretario, Emilio Lamarca, agrega, de su parte: "Se previene a V.E. que dicho Villanueva ha cambiado la terminación de su apellido por otro más adaptable a la pronunciación del idioma de aquel país, donde tiene su residencia". Don Benigno Villanueva se había transformado en el mariscal Villanokoff. ¿Quién era aquel argentino que había logrado ascender al más alto prado del escalafón militar de la Rusia del zar?


Nació en Buenos Aires, en 1815, hijo del licenciado don Miguel de Villanueva, antiguo vecino de Mendoza, que perteneció al Regimiento de Granaderos a Caballo.

Concurrió a la escuela de don Rufino Sánchez, pero pasó después a la de Acosta, situada junto al Correo viejo, en la calle Bolívar. Los estudios no suscitaron su entusiasmo y, menos aún, la carrera del Comercio. Le atraía la milicia (o la aventura), pero su padre, recordando las penurias que había sufrido durante sus campañas militares, desalentó sus inclinaciones. Una circunstancia fortuita lo puso en el camino que lo conduciría hacia el destino más inesperado. Encontrábase una noche en el Café de Catalanes, jugando al billar, cuando sostuvo un incidente con otro hombre joven, igualmente irascible y no menos impetuoso. Nada les quedó por decirse; quiso entonces la fatalidad que se concertase un duelo a sable, y con punta. El combate se realizó tras el paredón de la Merced, frente a la Virgencita. El final respondió a las condiciones extremas del lance. Villanueva, con una estocada a fondo, hirió de muerte a su rival, un antiguo compañero de la escuela. Quiso la desgracia -o la suerte- que apareciese la policía y presenciara la escena. Como castigo, el impetuoso joven fue destinado al Ejército. Su carrera militar se inició, claro está, como soldado raso, pero continuó de ascenso en ascenso. Cabo, sargento, subteniente y, el 25 de mayo de 1839, en la Plaza de la Victoria, asistiendo a la parada militar, estaba el teniente primero de Caballería, don Benigno Villanueva, al mando del segundo escuadrón de la escolta del Gobierno.

En aquel año se produjo uno de los primeros levantamientos contra Juan Manuel de Rosas. Santiago Rufino Albarracín, Carlos Tejedor, Jacinto Rodríguez Peña y otros jóvenes, inspirados por los principios de la Asociación de Mayo, formaron el Club de los Cinco para iniciar una conspiración y supieron que podían contar con la adhesión del Coronel Ramón Maza y otros militares con mando de tropa. Pero ya funcionaba la organización delatora del restaurador de las leyes -a quien se le había acordado la suma del poder público- y debido a la provechosa traición del coronel Martínez Fontes ($ 15.000) y del sargento mayor de igual apellido ($ 15.000), el plan fue desbaratado y, el 24 de junio, Ramón Maza fue llevado a la cárcel pública y, luego, fusilado. Allí no paró la represión: Manuel Vicente Maza, su padre, viejo amigo del flamante gobernador de Buenos Aires, fue asesinado por la Mazorca en su despacho, mientras escribía su renuncia, como presidente de la Legislatura.

Villanueva había sido uno de los militares que los conspiradores habían tenido en mira, pero un oficial de apellido Ortega, a quien se le había encargado de comprometerlo, fue mandado urgentemente en comisión al Azul, sin poder cumplir su cometido. La suerte vuelve a sonreírle. Benigno Villanueva siguió el curso de los ejércitos federales, combatiendo los levantamientos de los unitarios que no aceptaban el régimen de orden sin libertad, impuesto por don Juan Manuel. Y así, finalmente, llegó con las fuerzas de Oribe, bajo el directo mando del general Pacheco, al campamento de "El Cerrito". Habían transcurrido cincuenta días desde la batalla de Arroyo Grande, librada el 6 de diciembre de 1842, donde "todo lo perdió Rivera ese día, desbaratando por sus propias manos los cuantiosos recursos que arrebató de las manos expertas de Paz".

Allí, el oficial federal abandonó las banderas coloradas, mejor dicho: saltó el cerco, en el sentido más lato, y se une a los sitiados montevideanos y a sus aliados unitarios. En esta oportunidad debe reconocerse que no pudo haberle movido un motivo mercenario, pues el desastre de los unitarios era total -vencidos en tierra, en Arroyo Grande-. Por su parte, Guillermo Brown había derrotado a la flotilla uruguaya, comandada por Garibaldi. A pesar de todo, Villanueva se une a los defensores de la "Nueva Troya", donde conoció al general Paz, al general Gelly y Obes y también, entre otros, a un joven oficial, Bartolomé Mitre, quien ha relatado que "los proscriptos argentinos, enarbolando en sus sombreros una escarapela azul y blanca, formaron una legión en número de más de quinientos hombres".

El tedioso ambiente de una ciudad sitiada y las disensiones entre los proscriptos, probablemente indujeron a Villanueva a buscar ámbitos más adecuados a su espíritu inquieto. Reaparece en el Brasil, cuando llegan también unos comisionados del gobierno de México para contratar oficiales, que pudiesen combatir contra los norteamericanos. El general Santa Ana, que gobernaba dicho país, resolvió oponerse al expansionismo de los Estados Unidos, pero sus esfuerzos para luchar contra un ejército más disciplinado que el mexicano no tuvieron éxito. El tratado de Paz se firmó en 1848. México cedió todo el territorio conocido entonces como Nuevo México y California, pero incluyendo también al Estado actual de Nevada, parte de Colorado y todo Arizona. "Para salvar la conciencia nacional, una ingente suma fue pagada por este territorio", comenta un historiador norteamericano.


Finalizada la guerra, Benigno Villanueva se dirigió a California, donde logró hacer algunos negocios provechosos.


Al parecer, llegó a hastiarle la vida en California, y con el capital reunido se fue a España. En Madrid el ocio y el juego disminuyeron sus dineros y estimularon su ánimo, de por sí dispuesto a los riesgos y a los brillos de la a guerra. Fue entonces que se relacionó con el general don Juan Prim y Prats, un espíritu afín, en ciertos rasgos marciales y audaces de su carácter. Pero era un principista inalterable, a diferencia del veleidoso Villanueva. El vizconde de Bruch, conde de Reus y marqués de Castillejos, solía decir: "Más liberal hoy que ayer, más liberal mañana que hoy". Era una frase frecuente entre los miembros del Partido Progresista al que pertenecía. En 1850 fue electo diputado a Cortes y reelecto en 1851, donde atacó al Concordato con la Santa Sede, que "quiere entregar la educación de la juventud española, como expansión de la filosofía, al fanatismo de la teocracia, de ese Concordato en fin, que quiere imponernos los conventos de frailes". En otra oportunidad, pidió la libertad de imprenta y de sufragio. Así, el inquietante general fue agraciado con una "licencia voluntaria al extrangero", fórmula similar a la aquietante designación de embajadores practicada más tarde con algunos militares disidentes.


En 1853 cobra vigor la llamada Guerra de Oriente. Estando Prim en París, el gobierno español le encomienda encabezar y constituir una comisión observadora. Es entonces cuando comienza una nueva y fulgurante etapa en la azarosa vida de Benigno Villanueva, que integra la comisión y se traslada a Rusia con el nuevo protector. Allí, alternó con franceses, ingleses, italianos y sobre todo, turcos, aliados contra Rusia. Presenció la batalla de Sinope, donde la escuadra rusa destruyó a la flota de De la Puerta y colaboró con el general Prim en la ubicación de la artillería de los turcos sobre el Danubio. Pero vuelve a encenderse su genio inquieto, su afán de fortuna. Y nuevamente salta el cerco. Los moscovitas lo recibieron con los brazos abiertos, como a tantos otros oficiales norteamericanos y alemanes. Su gran habilidad para hablar idiomas, sobre todo el inglés, abrieron las puertas al apuesto oficial, de buenas maneras. Gran caballista, en país de cosacos, no podía pasar desapercibido. No sabemos si presenció la legendaria carga de la Brigada Ligera, del ejército inglés, en Crimea, inmortalizada por las sonoras estrofas de Tennyson y considerada "magnifique, mais ce n'est pa la guerre" por un general francés. De su parte, con sus cosacos realizaba proezas. Con pequeñas avanzadas de jinetes, practicaban emboscadas y operaciones de sorpresa. Había enseñado a bolear y a enlazar a sus soldados, y tomaban presos a bomberos y espías o a descuidados centinelas, al mejor estilo de las guerrillas criollas. Y así, fue ascendiendo en el escalafón y en el concepto de sus camaradas y jefes, a medida que morían sus superiores, y la audacia y aptitudes militares del comandante Villanueva lo hacían sobresaliente. Cuando murió el coronel Ponnekine, su jefe inmediato, y que comandaba el primer Regimiento de la División 31 de Caballería del Imperio de Rusia. Benigno Villanueva le sucedió en el cargo, que desempeñó con acierto.


Cuando terminó la guerra de Crimea, de soldado raso argentino había ascendido al grado de general de Caballería de Rusia. Y para que nada le faltase a nuestro héroe, la fortuna vuelve a serle generosa. En 1857, siendo el duque de Medinaceli embajador de España ante la corte del Zar, fue padrino de su casamiento con la viuda de su antiguo coronel, una noble moscovita de gran belleza. En este acto "modificó" su apellido y adoptó el de Villanokoff. Relata Pastor Obligado que, estando por morir, el coronel Ponnekine le pidió que amparase a su mujer. "Y no encontrando mejor medio, apropiscuósela; pero la verdad es que la hermosa rusa reunía en sí prendas bastantes para magnetizar al portador de la fatal noticia."


Nada más se sabe sobre el extraordinario personaje, salvo que marchó al Afganistán, al mando de su regimiento, para sofocar una rebelión.


Quizá hoy haya algún descendiente del mendocino en el Ejército de la Federación Rusa, o en una alta jerarquía empresarial, sea un intelectual, comerciante o un simple obrero, quizás sus descendientes perecieron en los años stalisnistas. Nos ha de quedar esa intrigante duda. Es difícil acceder a los cuidados archivos de los herederos del Ejército Imperial, los rusos siempre han sido celosos de sus archivos militares. Karla, que conocía los anaqueles más recónditos, las claves más secretas y los "dossiers" más reservados, quizá hubiese podido descubrirlo, pero el jefe del Centro de Moscú, eligió su trágico destino, cruzó el estrecho puente y, del otro lado, lo esperaban Smiley y su gente.



Fuentes bibliográficas: LA NACIÓN del 24 de junio de 1876; "Tradiciones de Buenos Aires" y "El general Benigno Villanueva, soldado mendocino, general en Rusia" (publicado en la Revista de Estudios Históricos de Mendoza. T. II, pág. 165) de Pastor S. Obligado, y "Diccionario Biográfico de Enrique Udaondo", pág. 116 y 117, "Un argentino que fue general ruso", por Estanislao F. Garay, en LA NACIÓN, 26/3/72, y otros volúmenes.

en:
http://www.familiadelaserna.com.ar/mariscal_villanokoff.htm

_________________
Un pájaro inocente,/herido de una flecha/guarnecida de acero/y de plumas ligeras,/decía en su lenguaje/con amargas querellas:
/Más crueles que fieras,/con nuestras propias alas,/que la Naturaleza/nos dio, sin otras armas/para propia defensa,/forjáis el instrumento/de la desdicha nuestra,/haciendo que inocentes/prestemos la materia./Pero no, no es extraño,/que así bárbaros sean/aquellos que en su ruina/trabajan, y no cesan./Los unos y otros fraguan/armas para la guerra,/y es dar contra sus vidas
plumas para las flechas.»
Samaniego, Félix Mª de
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Curioso



Mensajes : 1172
Fecha de inscripción : 25/04/2015
Localización : Casilda Santa Fe

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Dom 21 Feb 2016 - 13:44

Quequén Grande escribió:

Bashar muy buen trabajo, uno historia que no la conocía.

Un placer leerlo

Abrazos Ricardo.

adhiero -- impresionante trabajo, gracias Bashar!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Curioso



Mensajes : 1172
Fecha de inscripción : 25/04/2015
Localización : Casilda Santa Fe

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Dom 21 Feb 2016 - 13:48

bashar escribió:
Quequén Grande escribió:
bashar escribió:
por dar un par de casos, sobre la hija de Brown, que se suicido cuando su prometido murió en los combates navales contra los brasileños


Angel Carranza en el último tomo de sus libros Campañas Navales, hace un interesante relato sobre el suicidio de la hija de Brown, Elisa, el 27 de diciembre de 1827, el mismo día que debió realizar el casamiento con su prometido Francisco Drummond, comandante del “Independencia” que falleció, por la herida de una bala, en los brazos del Almirante en abril de ese mismo año.

Saludos Ricardo.

Pastor S (Servando) Obligado (hijo del Primer gobernador constitucional de la Provincia de Buenos Aires) fue uno de los que recuperó parte de las "Memorias" de muchos participantes de los años de la revolución y la independencia, dado que junto con Mitre y Vicente Fidel López, eran particularmente sensibles a la Historia... aunque Obligado sentía mas afinidad con lo que los romanos llamarían anticuarista, en donde se emmarcaría parte de sus obras.

con respecto a Elisa, Brown y Drummond, me gustaría que la explayara si pudiera amigo Ricardo, porque fue una de las primeras tragedias sentimentales que dieron que hablar, y hasta donde leí, el almirante jamás se recuperó de esas pérdidas.
cosas de nuestras tierras...
saludos!

Las cenizas de Elisa estaban en la ex ESGN - En un cenotafio. Ahora no se donde se encuentran, ya que es el Museo de la Memoria.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
bashar
Moderador
avatar

Mensajes : 2627
Fecha de inscripción : 23/06/2011
Localización : San miguel, buenos aires

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Lun 22 Feb 2016 - 14:48

Es una gran historia personal la de benigno Villanueva.. lo que me llama la atención lo poco que se ha hecho sobre su figura.. una buena novela histórica se podría ser de él...

saludos

_________________
Un pájaro inocente,/herido de una flecha/guarnecida de acero/y de plumas ligeras,/decía en su lenguaje/con amargas querellas:
/Más crueles que fieras,/con nuestras propias alas,/que la Naturaleza/nos dio, sin otras armas/para propia defensa,/forjáis el instrumento/de la desdicha nuestra,/haciendo que inocentes/prestemos la materia./Pero no, no es extraño,/que así bárbaros sean/aquellos que en su ruina/trabajan, y no cesan./Los unos y otros fraguan/armas para la guerra,/y es dar contra sus vidas
plumas para las flechas.»
Samaniego, Félix Mª de
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pablo IG
Moderador
avatar

Mensajes : 3084
Fecha de inscripción : 15/01/2014
Edad : 37
Localización : Berazachusetz

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Lun 22 Feb 2016 - 15:13

Quiza porque el hombre era medio panqueque, la historia es sí es increible.
Gracias por traerla Bashar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
bashar
Moderador
avatar

Mensajes : 2627
Fecha de inscripción : 23/06/2011
Localización : San miguel, buenos aires

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Lun 22 Feb 2016 - 15:16

Panquecazo! pero se ponía del lado quemado y no le fue nada mal... y murió combatiendo según se sabe... se ve que en Rusia se encontró su lugar en el mundo.

saludazos

_________________
Un pájaro inocente,/herido de una flecha/guarnecida de acero/y de plumas ligeras,/decía en su lenguaje/con amargas querellas:
/Más crueles que fieras,/con nuestras propias alas,/que la Naturaleza/nos dio, sin otras armas/para propia defensa,/forjáis el instrumento/de la desdicha nuestra,/haciendo que inocentes/prestemos la materia./Pero no, no es extraño,/que así bárbaros sean/aquellos que en su ruina/trabajan, y no cesan./Los unos y otros fraguan/armas para la guerra,/y es dar contra sus vidas
plumas para las flechas.»
Samaniego, Félix Mª de
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JLBA01

avatar

Mensajes : 4359
Fecha de inscripción : 22/05/2013
Edad : 55
Localización : GBA

MensajeTema: Otra que   Mar 23 Feb 2016 - 8:52

Otra que el Freiherr Von Münchausen! (que creo hubiera cumplido años ayer)

Saludos!

José Luis
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
bashar
Moderador
avatar

Mensajes : 2627
Fecha de inscripción : 23/06/2011
Localización : San miguel, buenos aires

MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   Vie 26 Feb 2016 - 16:49

si quieren leer a Pastor Servando Obligado  y lo que escribió de Villanokoff, pueden descargar y  leer aquí :

http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/1020025356/1020025356_019.pdf

saludos

_________________
Un pájaro inocente,/herido de una flecha/guarnecida de acero/y de plumas ligeras,/decía en su lenguaje/con amargas querellas:
/Más crueles que fieras,/con nuestras propias alas,/que la Naturaleza/nos dio, sin otras armas/para propia defensa,/forjáis el instrumento/de la desdicha nuestra,/haciendo que inocentes/prestemos la materia./Pero no, no es extraño,/que así bárbaros sean/aquellos que en su ruina/trabajan, y no cesan./Los unos y otros fraguan/armas para la guerra,/y es dar contra sus vidas
plumas para las flechas.»
Samaniego, Félix Mª de
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"   

Volver arriba Ir abajo
 
De las Pampas a las Estepas: La Extraordinaria vida aventurera de Benigno b. Villanueva "Villanokoff"
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Se inician conversaciones ARA-FAA por IA-63 Pampas
» preguntas sobre una aventura extraordinaria!..
» La Fuerza Aérea argentina busca misiles para los Pampas y un nuevo Avión de Transporte (Defensa.com)
» La corbeta Espora llegará también a Mar del Plata
» Maureen Dunlop de Popp, La piloto de las Pampas

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Defensa Nacional y del Mundo :: - HISTORIA MILITAR ARGENTINA - :: Historia Militar-
Cambiar a: