ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Quequén Grande
Administrador
avatar

Mensajes : 2447
Fecha de inscripción : 18/05/2010
Edad : 53
Localización : Barcelona, España

MensajeTema: La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?   Dom 9 Mar 2014 - 6:32

La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?


Por Ricardo Corino.

Reconozco, como padre de dos nenas, que los últimos años he pasado cada uno de los lluviosos fines de semanas de invierno frente al televisor cómodamente acompañado por ellas viendo películas de hadas y princesas. No dudo que esto me tiene que haber afectado conceptualmente y cuando leo como se construyo la flota que comandó Guillermo Brown en aquel año de 1814 no puedo evitar inconscientemente asociar esta historia con alguno de esos relatos de fantasía.

Me es difícil pensar algo distinto, imaginemos hoy un país que este luchando por su independencia, sin flota marítima, contra una potencia militar que posee una gran tradición naval,  además con un grupo de barcos ubicados en una base próxima a la capital rebelde ejerciendo un bloque sobre sus aguas, y de repente aparece una persona adherida a la causa independentista, con dinero (nosotros diríamos hoy un capitalista, mis hijas un hada mágica o un mago con poderes infinitos) y con la capacidad para que de la nada en tres meses le regale una flota de casi 20 naves de guerra, con armamento y tripulación incluida suficiente para que tres meses más adelantes lograra derrotar definitivamente al enemigo. Piensen, con la mano en el corazón, si sumamos que esta persona es de América del Norte, no suena como una historia ideal para unos de los súper héroes de Marvel.

Ahora poniendo los pies en la tierra la vida de Guillermo Pío White, nuestro poderoso mago, se asemeja más al de un ambicioso villano de película que al de un súper héroes, lo que ocurre es que si reconocemos que dependimos de un villano para obtener los recursos que se necesitaron para vencer a la flota española que se encontraba en Montevideo estaríamos reconociendo que estábamos del lado oscuro de la historia, oh… a lo mejor sería este personaje como  nuestro “Villano Favorito, Gru y sus minions”… perdón ya me deje llevar.

Siempre pienso que es más difícil comprender a la historia que conocerla, indudablemente el mundo era distinto hace dos siglos atrás, aunque se puede ver que el hombre y sus ambiciones del poder no cambiaron mucho.

Decidí por lo comentado anteriormente para no confundirme más tratando de comprender el ¿Por qué? (todos sabemos que existió un porque mas allá de la devoción por el movimiento revolucionario), hacer un desarrollo cronológico de cómo fueron incorporándose estas naves a la flota de Buenos Aires, siguiendo como fuente a Carranza y al trabajo de Gerardo Etcheverry en el blog español "Todo a Babor"  (http://www.todoababor.es/datos_docum/nav_prov_rioplata.htm).

Esta historia comienza un 20 de diciembre de 1813

1ª nave, Cañonera San Miguel  

Armamento 1 cañón de a 6.

Comandante: teniente 2° Miguel Theodoro, hasta el 26 de abril 1814, en que fue desarmada
Tripulación 11 hombres: 1 oficial, 1 patrón, 1 cabo cañonero, 4 marineros de1º clase, 2 marineros de2º clase, 2 paisanos y grumetes.

1º de enero de 1814

2ª nave, Balandra Nuestra Señora del Carmen
Armamento: 5 cañones; 1 de á 12 y 4 de á 6.

Comandante: Teniente 2º Samuel Espiro, hasta el 24 de marzo en que se perdió el buque en la acción de Arroyo de la China (Entre Ríos).

Tripulación: 36 hombre; 1 oficial, 1 contramaestre, 1 práctico, 1 2° contramaestre, 1 2º condestable, 2 cabos de mar, 1patrón de bote, 10 marineros de 1º clase, 9 marineros de 2º clase y 9 paisanos y grumetes.

Esta balandra fue capturada el 8 de febrero de 1813 en el arroyo de Paranasito a 30 leguas de Gualegaychú por el capitán Samaniego con 20 hombres, luego de marchar más de dos leguas a pie por un escabroso paisaje, consigue sorprender y asaltar el buque de que se apodera en un cuarto de hora de combate.

3ª nave, Corbeta Céfiro

Armamento: 18 cañones; 6 de á 12, 6 de á 9 y 6 de á 6.

Comandante: Sargento Mayor Elías Smith (después le es asignado el mando de la Hércules) y  a partir del 4 de enero  el Sargento Mayor Oliverio Russell, quien pasó á la Belfast, el 21 de febrero 1814. Ese día toma el mando de la nave el Sargento Mayor Santiago King hasta el 17 de mayo que pasó a comandar el Neptuno, reemplazando al mando de la corbeta el capitán Roberto Jones.

Tripulación: 137 hombres; 7 oficiales, 1 maestro de navegación, 1 práctico, 1 contramaestre, 1 carpintero, 1 condestable, 1 armero, 1 tonelero, 1 maestro velero, 1 guardián, 2 pilotines,1 2° carpintero, 1 2° condestable, 1 patrón de bote, 1 maestro de armas, 2 timoneles, 4 dotación de condestable, 1 despensero, 1 ayudante de contramaestre, 1 guarda de Santa Bárbara, 5 maestros gavieros y de proa, 2 cabos de limpieza y de palo de mesana, 1 despensero del capitán, 1 despensero del comisario, 2 Cocineros, 25 marineros de 1º clase, 20 marineros de 2º clase, 20 paisanos y 42 soldados de marina incluyendo 2 sargentos y 1 cabo.

220 toneladas, 34 metros de eslora, 5 metros de manga, 5,3 metros de puntal, 2 metros de calado medio.

4 de enero de 1814

4ª nave, Fragata Hércules

El armamento y la tripulación es al inicio de su actividad en la fuerzas de Buenos Aires variando constantemente durante su largo período en la armada.

Armamento: 36 cañones; 4 de 24, 8 de 18, 12 de 12, 6 de 9, 6 de 6 y 6 pedreros.
Su primer comandante fue el sargento mayor Elias Smith, hasta su fallecimiento el 11 de marzo en el combate de las islas Martin García, reemplazado por capitán Guillermo Mac Dougall hasta el 17 de abril tomando el mando de la nave el sargento mayor Ricardo Baxter.

Tripulación: 290 hombres; 12 oficiales incluido 1 cirujano, 1 maestro de navegación, 1 piloto ó práctico, 1 contramaestre, 1 carpintero, 1 condestable, 1 armero, 1 tonelero, 1 maestro velero, 2 guardianes, 3 pilotines, 1 2° carpintero, 1 2º condestable, 1 patrón de bote, 1 maestro de armas, 4 timoneles, 6 de dotación de condestables , 1 escribiente del capitán, 1 despensero,1 ayudante del contramaestre, 2 guardas de Santa Bárbara, 5 maestros gavieros y de proa, 2 cabos de limpieza y palo de mesana, 1 despensero del capitán, 1 despensero del comisario, 2 cocineros, 64 marineros de 1º clase, 42 marineros de 2º clase, 42 paisanos y muchachos. Durante 1º salida hacia la isla Martin García incluyo también 87 soldados de marina incluyendo en este número 2 sargentos y 5 cabos.

Dimensiones: 38 metros de eslora, 6 metros de manga, 5,8 metros de puntal, 2,25 metros de calado medio, 350 toneladas (probablemente de “porte”, no de desplazamiento).

Al ser adquirido en el puerto de Buenos Aires era un mercante ruso denominado “Hercules” (algún autor plantea que se trataba de un pabellón “de conveniencia”). Su dueño era Juan Goodfelow, al que se le abonaron 25.000 pesos, de los cuales la mitad fueron al contado y la otra mitad en un crédito contra la Aduana.

6 de Enero 1814

5ª nave, Bergantín Nancy.

Armamento: 15 cañones; 12 de á 12 y 3 de á 6.

Comandante: Sargento Mayor Ricardo Leech

Tripulación: 107 hombres; 8 oficiales, 1 maestro de navegación, 1 práctico, 1 contramaestre, 1 carpintero,1 condestable, 1 armero, 1 maestro de velas, 1 guardián, 1 pilotín, 1 2º carpintero, 1 2º condestable, 1 patrón de lancha, 2 timoneles, 4 dotación de condestable, 5 maestros gavieros y de proa, 2 cabos de limpieza y palo de mesana, 18 marineros de 1º clase, 14 marineros de 2º, 42 soldados de marina, incluso 2 sargentos y 2 cabos.

8 de enero

6ª nave, Falucho San Martín

Armamento: 3 cañones; 1 de a 8 y 2 de a 1

Comandante: Teniente 2º Santiago Hernández hasta el 15 de abril que fue reemplazado por el teniente 2º Nicolás Picón.

Tripulación: 27 hombres; 2 oficiales, 1 contramaestre, 1 2º contramaestre, 1 2º condestable, 1 2º de práctico, 1 patrón,  8 marineros de 1º clase, 6 de marineros 2º clase y 6 paisanos y grumetes

7ª nave, Falucho San Luis

Armamento: 3 cañones; 1 de á 12 y 2 de á 4.

Comandante: Sargento Mayor Juan D. Handel, reemplazado el 31 de marzo por el 2º teniente Clark el cual fue muerto en este barco, tomado por el enemigo el 15 de mayo de 1814.

Tripulación: 26 hombres, 1 oficial, 1 contramaestre, 1 2º contramaestre, 1 2º condestable, 1 2º del practico, 1 patrón, 8 marineros de 1ª, 6 marineros de 2ª, 6 paisanos y grumetes.

Estos dos Faluchos, el San Luis y el San Martin fueron apresados en enero de 1814 en las islas de Hornos, en las cercanías de la Colonia del Sacramento. Cinco lanchones al mando, respectivamente, de Benjamín Franklin Seaver, Miguel Teodoro, Miguel Spiro, Miguel Ferreri y Nicolás Jorge con ochenta hombres, fueron destinados a sorprender en su fondeadero al famoso queche Hiena bajo la dirección y conducta del primero. El cuarto lanchón, que era el mayor, con 14 soldados y 1 cadete, abordó primero al San Luis a las 2 de la mañana, y alarmado por los ¡vivas! y tiros de los asaltantes el queche largó amarras y se puso en salvo. En la refriega, que fue recia, perdieron la vida el alférez de navío D. Manuel Bañuelos, comandante del  San Martín, que peleó como un héroe, y nueve de sus marineros ; quedando prisionero el piloto 2° de la armada Don José Moreno, comandante del San Luis, otro piloto más y veintisiete individuos entre soldados de marina y marineros, incluso seis heridos. Cada uno de los barcos estaba armado de 3 cañones. Fueron incorporados a nuestra escuadra, pero los españoles represaron después al San Luis.

15 enero

8ª Nave, Goleta Fortuna

Armamento: 15 cañones: 8 de á 6 y 7 de á 4.

Comandante: Sargento Mayor Antonio Lámarca quien fué reemplazado por el teniente 2º Pablo Zufriategui en 15 de febrero, el que á su vez la entregó en 26 de abril, al teniente 2º Miguel Theodoro
Tripulación: 47 hombres; 2 oficiales, 1 contramaestre, 1 2º contramaestre, 1 condestable, 1 2º Condestable, 2 cabos de mar, 2 gavieros, 15 marineros de 1º clase, 11 marineros de 2º clase, 11 paisanos y grumetes.

3 de febrero

9ª nave,  Goleta Julieta

Armamento: 17 cañone; 1 de á 24, 2 á 18, 6 de á 12 y 8 de á 6.

Comandante: Teniente Coronel Benjamín Franklin Seaver, quien era el segundo en el ando de las fuerzas Navales, luego de su muerte el 11 de marzo de 1814 al frente de Martín García es reemplazado por el Sargento Mayor Ricardo Baxter hasta el 16 de abril fecha que toma el mando de la nave el capitán Mac Dougal.

Tripulación: 103 hombres; 5 oficiales, 1 maestro de navegación, 1 práctico,1contramaestre, 1 carpintero, 1 condestable, 1 armero, 1 maestro velero, 1 guardián, 1 pilotín, 1 2º carpintero, 1 2º condestable, 1 patrón, 2 timoneles, 4 dotación de condestables, 5 maestros gavieros y de proa, 2 cabos de limpieza y palo de mesana, 21 marineros de 1ª clase, 15 marinero de 2ª clase, 15 paisanos y muchachos, 23 soldados de marina, incluso 1 sargento y 1 cabo.

21 de febrero

10ª Nave, Corbeta Belfast

Armamento: 22 cañones; 18 de 12, 2 de 9 y 2 de 6.

Comandante: Sargento Mayor Oliverio Russell, Luego de la muerte del teniente coronel Benjamín Franklin Seaver el 11 de marzo paso a ser segundo en el mando de la flota.

Tripulación: 164 hombres: 8 oficiales incluido 1 cirujano, 1 maestro (velero) de navegación, 1 Práctico o piloto, 1 contramaestre, 1 carpintero, 1 condestable, 1 armero, 1 tonelero, 1 velero (maestro), 2 guardianes o 2º contramaestres, 3 pilotines, 1 2º carpintero, 1 2º condestable, 1 patrón de bote, 1 maestro de armas, 4 timoneles, 6 dotación de condestable, 1 escribiente, 1 despensero, 1 ayudante de contramaestre, 2 guardas de Santa Bárbara, 5 maestros gavieros y de proa, 2 jefes de sonda á proa y popa (cabos de limpieza y de palo de mesana),1 despensero del comandante, 1 despensero del comisario, 2 cocineros, 35 marineros de 1ª clase, 25 marinero de 2ª clase, 25 paisanos y grumetes, 38 soldados infantería de marina, incluso 3 sargentos.

240 toneladas, 37 metros de eslora, 5,75 metros de manga, 4,90 metros de puntal, 2,35 metros de calado medio. Antiguo mercante construido en el Reino Unido y comprado por Larrea y White en Buenos Aires en 1814 por 22.000 pesos.

1º de marzo

11ª nave, Cañonera Americana

Armamento 1 cañón calibre de á 18.

Comandante: Teniente 2º Francisco Seguí.

Tripulación: 26 hombres; 1 oficial, 1 práctico, 1 contramaestre, 1 proel, 1 cabo de cañón, 1 patrón, 8 marineros de1ª clase, 6 marineros de 2ª clase, 6 paisanos y grumetes.

El 6 de marzo día de la partida de los primeros buques hacia la isla Martín García, Brown tenía a su mando una respetable flota de 11 naves que se irá incrementando con el correr de los días hasta llegar a incorporar un total de 20 naves, estas serán las goleta Esperanza, Santa Cruz y Dolores. Las sumacas Santísima trinidad e Itati. La polacra San Antonio. Las Corbetas Agradable, Halcon y Neptuno.

Fuentes consultadas
Campañas Navales de la República Argentina – Justiniano Ángel Carranza.
Naves de la Provincias del Rio de La Plata, Gerardo Etcheverry
http://www.todoababor.es/datos_docum/nav_prov_rioplata.htm


Un abrazo Ricardo

_________________
No hay prédica mas eficaz de amor a la patria, que la historia bien estudiada.
José Manuel Estrada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ariel
Administrador
avatar

Mensajes : 15916
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 35

MensajeTema: Re: La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?   Dom 9 Mar 2014 - 7:34

Ricardo te pasas, esto es excelente!!!!
Gracias y Saludos! !
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario En línea
flaps

avatar

Mensajes : 17295
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Edad : 50
Localización : MDQ

MensajeTema: Re: La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?   Dom 9 Mar 2014 - 12:46

Toda la historia del Almirante Guillermo Brown es bárbara, si pueden leerla se las sugiero.

 saludos 

_________________
https://leitodebellis.wixsite.com/saltodefrecuencia
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?   Dom 9 Mar 2014 - 16:45

Ricardo, excelente posteo, como ya nos tenés mal acostumbrados (digo "mal" porque eso implica que siempre esperamos lo mejor de vos, sin darte oportunidad a que te puedas relajar demasiado).

En este caso ponés el dedo en la llaga en uno de los aspectos relativamente poco discutidos y a su vez más controvertidos de la Revolución de Mayo y nuestra consecuente independencia, cual es el interés de las potencias extranjeras en la causa de nuestra liberación de los lazos de dependencia de la corona española (recordemos que estas tierras eran posesiones personales del Rey de España y no de ese reino tomado como país o nación, por ello se gobernaban mediante Virreyes).

Pero para no irme de tema, se debe reconocer que otras potencias han hecho directa o indirectamente su aporte para favorecer la causa americana y, a partir de la misma, facilitar sus propios intereses. Eso no era para nada desconocido por los hombres de Mayo y hasta en el mismo Plan de Operaciones que Mariano Moreno redactara a pedido de la Primera Junta de gobierno se daba cuenta de esta cuestión y se sugería -ante la falta de medios- acceder a la ayuda brindada por esas potencias pero teniendo el cuidado suficiente de que la misma no terminara condicionando luego a la Revolución, como había pasado en otros casos. p.e. el portugués mencionado en ese mismo informe.

Esa estrategia determinó que varios patriotas peregrinen por los relativamente recientemente independizados EEUU o en varias potencias europeas (principalmente Inglaterra o Rusia, ya que el resto estaba bajo el control directo o indirecto de Napoleon, cuyo familiar ocupaba el trono de España y era a quien se combatía) buscando fondos, armas y hombres con experiencia militar para la causa, logrando el favor de algunos que servían a sus gobiernos y eran enviados de los mismos (como Lord Cochrane), y también de otros simples aventureros o que se sumaban por interés en las ganancias que pudieran lograr. Para hacer un ladrillo se necesita paja, bosta y barro endurecidos por el fuego de una causa diría un general tres veces presidente de nuestra nación, y exactamente eso es lo que hicieron los hombres de Mayo con estos aportes externos. Inclusive inicialmente se buscó -y logró- el favor de muchos partidarios del depuesto Fernando, ya que el movimiento revolucionario en principio se presentaba como resguardo de su autoridad por estos lares ante la usurpación napoleónica, y ello fué la causa de la formación de las Juntas de Gobierno españolas y de la creación de las logias secretas en ese país (logias que eran similares a agrupaciones políticas clandestinas y que nada tenían que ver con las masónicas creadas en Francia e Inglaterra, cuyos fines y metodos eran otros).

El más activo gobierno extranjero en apoyar la causa americana, aunque pensando en su propia conveniencia estratégica política y comercial, fué Inglaterra, quien poseía desde antes interés en este continente, ya que los EEUU todavía no estaba en condiciones de aportar demasiado ya que recién estaba construyendose después de 30 años de haberse declarado independiente, mientras que las demás potencias europeas estaban llevando la peor parte de la lucha contra Napoleón, y aparte América -y en especial América del Sur- les resultaba muy por fuera de sus propios intereses. De los rusos el mejor aporte lo consiguió Francisco de Miranda -precursor de la emancipación americana- en base a su presunto amorío con la Emperatriz Catalina II La Grande.

En este confuso contexto marcado por la falta de medios y hombres para hacer frente al poderío español debe entenderse la aparición de hombres como Guillermo Brown o Pio White, este último uno de quienes alentaron y participaron de las invasiones inglesas a Buenos Aires, pero que en 1810 vieron una oportunidad de oro para ganar influencia a los intereses de Inglaterra, y había logrado ganar influencia sobre algunos revolucionarios como Juan Martín de Pueyrredón, y de a poco introducir a Bernardino Rivadavia como uno de sus brazos políticos. De la mano de este personaje llegó Guillermo Brown, y a favor del mismo arma la segunda flota patriota, pero al tiempo Brown y White se enemistan (White incluso induce a Seaber a desconocer el mando del Almirante), y terminan peleados a los golpes publicamente, lo que le costó un breve lapso de prisión a White hasta que fuera perdonado por el Director Supremo Gervasio de Posadas, del grupo más permeable a los intereses de los comerciantes ingleses establecidos en Buenos Aires, y para quienes la prision de White resultaba inadmisible aún habiendo agredido a un oficial revolucionario.

Con estas tensiones y contradicciones comenzaron nuestros primeros días como nación.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Quequén Grande
Administrador
avatar

Mensajes : 2447
Fecha de inscripción : 18/05/2010
Edad : 53
Localización : Barcelona, España

MensajeTema: Re: La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?   Sáb 15 Mar 2014 - 5:20

ariel escribió:
Ricardo te pasas,  esto es excelente!!!!
Gracias y Saludos! !

Ariel me alegra mucho que te haya gustado.

flaps escribió:
Toda la historia del Almirante Guillermo Brown es bárbara, si pueden leerla se las sugiero.

 saludos 

Leo, estoy totalmente de acuerdo con vos, la vida de Brown está llena de ejemplos de heroísmo, y hombría existen ciento de anécdotas en donde desmuestra el respeto por su tropa y por el enemigo.

Permitirme contar esta que lo saque del Instituto Nacional Browniano en un trabajo denominado “CAMPAÑA DE BROWN CONTRA RIVERA Y GARIBALDI (1842). EL COMBATE FLUVIAL DE COSTA BRAVA Y SUS CONSECUENCIAS” Por el Coronel (R) Dr. José Luis Picciuolo.

Estamos en 1842 el viejo lobo de mar tenía encima 65 años y Rosas le había confiado el mando de la flota confederada que se enfrentaba a la Uruguaya de Rivera, que lo comandaba el mismísimo José Garibaldi, héroe italiano.

Garibaldi y Brown se encuentra en el combate fluvial y terrestre conocido con el nombre de “Costa Brava” entre el 15 y 16 de agosto de ese año.

Dice el texto:

“En la zona limítrofe entre provincias de Entre Ríos y Corrientes, en el paraje llamado “Costa Brava”, en una estrechura del río, tuvo lugar el combate. Garibaldi no podía continuar la navegación por una bajante del curso de agua y ante la proximidad de Brown, decidió enfrentarlo en la tarde del 14 de agosto. Conocía a conciencia su inferioridad en armamento, cantidad de buques e incluso apoyo logístico integral.

La pelea duró toda la tarde del 15 de agosto, combatiendo desde los buques y también en tierra. Brown había desembarcado marinería al mando del teniente Mariano Cordero.

Con la noche vino una pausa que Garibaldi aprovechó para lanzar dos brulotes, uno de los cuales fue interceptado eficazmente y otro mantuvo consecuencias.

También fue inútil un ataque al “Echagüe”, apoyado en la orilla y al amanecer del día 16 se renovó la lucha.

El ardor de las acciones fue motivo de que la escuadrilla Garibaldina consumiera todas sus municiones.
Entonces el líder italiano acoderó los barcos “Constitución” y “Pereyra”, los roció con pólvora y aguardiente y llevó la tripulación a la goleta “Prócida”.

Esto produjo una notable explosión; Garibaldi y su gente se prepararon para huir por tierra.
Cuando los tripulantes de la Confederación se disponían a rematar a sus enemigos, un gesto de nobleza de Brown le salvó la vida al italiano. Dijo el Almirante: “Déjenlo que se salve, ese gringo es un valiente”.



tam.argento escribió:
Ricardo, excelente posteo, como ya nos tenés mal acostumbrados (digo "mal" porque eso implica que siempre esperamos lo mejor de vos, sin darte oportunidad a que te puedas relajar demasiado)...

Ernesto, como siempre muchas gracias por sus palabras y su aporte, siempre aclareciendo mis dudas.

Un abrazo Ricardo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
not for play

avatar

Mensajes : 4418
Fecha de inscripción : 25/06/2014

MensajeTema: Re: La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?   Mar 3 Mar 2015 - 12:22

Presento en este espacio mis respetos al Gran Almirante Brown

3-3-2015

A 158 años del fallecimiento del Gran Almirante

Un día como hoy, en 1857, fallecía en Buenos Aires el almirante Guillermo Brown. Considerado padre de la Armada Argentina y tras haber dedicado casi medio siglo a la actividad naval, su legado de compromiso y sacrificio continúa guiando a los hombres y mujeres de mar.



Irlandés por nacimiento, argentino por adopción; pero sobre todo, Guillermo Brown fue un hombre libre por su pensamiento y fe. Profesó una profunda devoción por la libertad en su más acabado sentido y un rechazo a todo lo que significara el sometimiento del hombre por el hombre.

Viajó por el Atlántico Norte, el Atlántico Sur y el Caribe y ya en 1795, con apenas 19 años, obtuvo su patente de capitán.

En 1809 llegó por primera vez al Río de la Plata como marino y comerciante y al ser testigo de los días de Mayo de 1810 sintió una poderosa inclinación a favor de los patriotas que bregaban por su libertad. Desde entonces, consagró toda su vida a la lucha incansable por nuestra independencia.

http://www.gacetamarinera.com.ar/nota.asp?idNota=7678&idSec=7
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ariel
Administrador
avatar

Mensajes : 15916
Fecha de inscripción : 21/10/2011
Edad : 35

MensajeTema: Re: La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?   Mar 3 Mar 2015 - 12:33

bravo bravo bravo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario En línea
not for play

avatar

Mensajes : 4418
Fecha de inscripción : 25/06/2014

MensajeTema: Re: La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?   Mar 3 Mar 2015 - 16:14

The Wolfe Tones - Admiral William Brown (Subtitulo español)

El 10 de junio de 1826 una poderosa fuerza brasileña se presentó ante Buenos Aires, integrada por 31 barcos. Brown sólo disponía de 4 buques y 7 cañoneras, pero era dueño de ese coraje contagioso que se agranda ante la dificultad, y dirigiéndose a sus tripulantes los arenga con estas palabras:

"Marinos y soldados de la República: ¿Véis esa gran montaña flotante? ¡ Son los 31 buques enemigos! Pero no creáis que vuestro general abriga el menor recelo, pues no duda de vuestro valor y espera que imitaréis a la "25 de Mayo" que será echada a pique antes que rendida.

Camaradas: confianza en la victoria, disciplina y tres vivas a la Patria!"

Momentos después la nave capitana de Brown dio aquella consigna inmortal: "¡Fuego rasante, que el pueblo nos contempla!"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Quequén Grande
Administrador
avatar

Mensajes : 2447
Fecha de inscripción : 18/05/2010
Edad : 53
Localización : Barcelona, España

MensajeTema: Re: La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?   Miér 4 Mar 2015 - 3:48

Gracias por el aporte not for play, junto al general San Martín son los dos hombres que mas admiro, por su valentía inteligencia y desinterés por dar todo a la patria.

Un abrazo Ricardo

_________________
No hay prédica mas eficaz de amor a la patria, que la historia bien estudiada.
José Manuel Estrada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?   

Volver arriba Ir abajo
 
La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La flota de Guillermo Brown, ¿un cuento de hadas?
» El Almirante Guillermo Brown será el prócer 'oficial' de 2014
» El Cuento De Hadas
» Cuento de hadas del siglo XXI
» Test: ¿Vives en un cuento de hadas?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Defensa Nacional y del Mundo :: - HISTORIA MILITAR ARGENTINA - :: Historia Militar-
Cambiar a: